¿En qué mano va el anillo de compromiso?

Depende del país en el que te encuentres

Una respuesta interesante para quienes creíamos que solamente se usa en el dedo anular izquierdo.

Este es un tema curioso ya que tiene diferentes respuestas dependiendo de países e incluso de zonas en el mismo país.

La respuesta más común es la de llevar el anillo en el dedo anular izquierdo, ya que, según la tradición, la vena de este dedo llega directamente al corazón. Sin embargo, hay países, religiones o parejas que consideran que el anillo de matrimonio, mejor conocido como alianza, debe ponerse en la mano derecha una vez realizada la boda con la finalidad de que el novio coloque su anillo en el dedo anular izquierdo y que al momento de tomarse de la mano con su pareja, ambos anillos coincidan.

La tradición de que el anillo de compromiso vaya en la mano izquierda, surgió cuando el rey de Inglaterra, Eduardo VI lo decretó y lo hizo oficial durante el siglo XVI. Sin embargo hay leyendas más famosas que provienen de los antiguos chinos y de los antiguos romanos. Los chinos antiguos sostienen que los dedos de la mano representan a los miembros de tu familia, así que los pulgares representan a los padres, los índices a los hermanos, el dedo medio te representa a ti, los anulares representan a la pareja y los meñiques a tus hijos.

La manera de descifrar el antiguo proverbio chino es muy sencillo, solamente tienes que juntar tus manos palma con palma y doblar los dedos medios hacia dentro, de manera que queden nudillo con nudillo; ahora intenta separar los pulgares, que representan a tus padres, Se separan, pues tus padres no estarán contigo siempre. Intenta separar tus índices, que representan a tus hermanos, también se abrirán porque ellos están destinados a hacer su propia familia y tendrán su vida propia. Separa ahora tus meñiques, que representan a tus hijos, también se abrirán porque ellos  tendrán su propia vida. Sin embargo al intentar separar los dedos anulares, que representan a la pareja, no se puede, pues están destinados a estar juntos siempre.

La historia de los romanos es un poco más sencilla y un poco menos cursi, ellos creían que la vena del cuarto dedo o “dedo del anillo” de la mano izquierda llevaba directamente al corazón. Ellos llamaban a esta vena la “vena amoris” o “vena del amor”.

Además en las ceremonias cristianas históricas se incluían el intercambio de anillos en el que el novio recitaba, comenzando en el pulgar, “En el nombre del padre”, luego el índice “del hijo”, en el dedo medio “y del espíritu santo” y finalizaba en el anular, donde colocaba el anillo y concluía con un “Amen”.
Lo cierto es que debes llevar el anillo de compromiso en el dedo en el que tu pareja te lo colocó al ofrecértelo. El amor no entiende de rituales.
Ahora bien, si quieres ver este rollo con un poco menos de romanticismo y algo un poco más alocado, el nombre anular viene de anulación, por lo que significa que cuando se coloca un anillo en este dedo, el anillo se anulará y formará parte de este, realizando una desmaterialización indescriptiblemente peculiar que puede causar una colisión dentro del cerebro humano.

En España la usanza es diferente. El anillo se lleva en la mano derecha, a excepción de Cataluña y Valencia el anillo de compromiso va en la derecha y la alianza de casada en la izquierda. En Estados Unidos aplican la misma tradición que en Cataluña.
En Italia, Francia y otros países europeos llevan el anillo de boda en el dedo medio de la mano izquierda.
En Venezuela el hombre lo lleva en la mano derecha y la mujer en la mano izquierda.
Los antiguos hebreos colocaban el anillo nupcial en el índice. En la India, en el pulgar. En Oriente, los anillos eran considerados objetos meramente ornamentales y desprovistos de todo simbolismo social o significado religioso, por lo que no importaba en qué dedos se lucieran.

FUENTE: www.sdpnoticias.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat